Ventajas de llevar a tu bebé en una mochila porta bebé

Llevar a tu bebé en una mochila porta bebé te facilita la vida como nuevo padre. Claro que resulta práctico poder usar las manos para otras cosas al mismo tiempo que llevas a tu bebé, ¡pero lo cierto es que hay varias ventajas importantes! Llevar a tu bebé fortalece también el importante vínculo entre padre e hijo, y fomenta también el desarrollo del recién nacido.

Por qué es tan bueno llevar a tu bebé en una mochila porta bebé?

A los recién nacidos les encanta estar cerca de su padre o madre. En su regazo, el pequeño se siente seguro y querido, y un bebé que llora a menudo se calma cuando lo llevan en brazos. Para el padre o madre también resulta maravilloso tener a su pequeño tan cerca. ¡Llevar a tu bebé en una mochila porta bebé tiene muchas ventajas!

Tu bebé mira y escucha, y así se fomenta entre otras cosas su desarrollo del lenguaje.

6 ventajas de llevar a tu bebé

  1. La vinculación
    Al llevar a tu bebé recién nacido se siente seguro/a: el bebé recibe tu calor y escucha tu respiración y tu voz. Ante la mínima inseguridad puede alzar la vista y mirarte la cara, y obtener una confirmación de que estás cerca y que todo está bien. Este también es el caso para el recién nacido, que no puede ver muy lejos. Cuando llevas a tu bebé tan cerca de ti, también resulta natural tocarlo con frecuencia, acariciarle la cabeza o besarle la frente. Todo esto hace que fortalezcas el importante vínculo entre vosotros.
  2. El desarrollo del niño
    Al llevar a tu bebé encima, está contigo todo el tiempo, hagas lo que hagas. Resulta natural que os comuniquéis, que os miréis y que hables con el bebé. Tal vez le cuentes lo que está pasando, le expliques lo que estás haciendo, etc. Tu bebé mira y escucha, y así se fomenta entre otras cosas su desarrollo del lenguaje.
  3. Calma los cólicos
    A los recién nacidos que les duele la barriga les puede ayudar que los lleven en una mochila porta bebé, en posición erguida. También puede calmar a tu bebé recién nacido que lo lleven y sentir la seguridad y proximidad con mamá o papá. ¡Muchos padres que han tenido hijos con cólicos nos han comentado que la mochila porta bebé ha sido su salvación!
  4. Manos libres
    ¡Al llevar a tu bebé en una mochila porta bebé tienes la oportunidad de hacer tantas cosas! Tienes a tu pequeño cerca y aun así puedes ir al supermercado, sacar al perro o hacer las tareas cotidianas de la casa. También te resulta mucho más fácil ocuparte de los hermanos mayores, que también necesitan tu atención.
  5. Puedes dejar el cochecito en casa
    El cochecito es práctico pero no siempre es adecuado usarlo. Al llevar a tu bebé en una mochila porta bebé puedes moverte libremente, incluso en lugares por donde los cochecitos no pasan. En un sendero del bosque el cochecito no es una opción, y en algunos locales los cochecitos están prohibidos: ¡entonces una mochila porta bebé resulta perfecta!
  6. Niños grandes que se cansan de caminar
    Si tienes una mochila porta bebé para niños un poco más grandes, que ya han aprendido a caminar, puedes llevarla fácilmente en el bolso y usarla cuando el pequeño se canse de andar, p.ej. al volver de jugar en el parque.

¡Recuerda! Otros adultos a los que el niño conozca bien pueden llevarlo en la mochila porta bebé, por ejemplo, los abuelos o amigos cercanos. Esto fortalece el vínculo entre ellos y el bebé. Y tener este momento de proximidad con el bebé suele resultar muy agradable también para la persona que lo lleva.

¿Estoy malcriando a mi bebé por llevarlo?

A lo mejor has escuchado a alguien decir que puedes malcriar a tu hijo/a por llevarlo demasiado encima. ¡De ninguna manera! Al llevar a tu bebé cerca de ti, le estás aportando una gran seguridad, para que luego se atreva a explorar el mundo por su cuenta. No se puede malcriar a un bebé con demasiada proximidad y amor.