Historia de parto de 1919, redactada por un flamante y orgulloso padre

¿Cómo era ser padre hace casi 100 años? Aquí puedes leer la fantástica historia de parto de Hilding, acerca del día en que su hijo primogénito, Björn, vino al mundo. El bisnieto Robin del autor encontró este relato escrito por las fechas en que él tuvo a su primer hijo este año.

BABYBJÖRN Revista – diario con una historia de parto de 1919.
Diario de Hilding con una historia de parto de 1919.
Foto: Robin Karlsson

Historia de parto: mi rápido parto en el coche

Procuraré con unos breves detalles a reseñar la llegada de nuestro primogénito. El clima era radiante, con el cielo de un azul intenso, un perfecto día de final del verano. Ya en la noche antes de este memorable día, Elsa sintió unos breves dolores en el bajo vientre y bromeamos con que ya no faltaba mucho para que “el niño” arribara. Ya que nos resultaba evidente que sería un “muchacho”. A veces al hablar de quien estaba en camino, nos sentíamos inseguros de si sería un femenino o un masculino, pero finalmente arraigó en nosotros la costumbre de hablar de “él”. Sin embargo, los dolores eran muy pingües, así que no pensamos que estuviera por acontecer nada serio.

Inseguros de si sería un femenino o un masculino.

Al día siguiente (15 de septiembre), hacia las 10, regresaron no obstante con renovadas fuerzas, aunque sin llegar por ello a impedir que Elsa saliera a hacer la compra, entre otras cosas arándanos rojos, que llegó a hervir durante la mañana. Al desayunar a las 12 de la mañana me informó de que tenía dolores. Hacia la 1 comenzó a empeorar. Llamé entonces a casa de mi hermana Elna y le pregunté qué habría de hacerse, tal vez ella debería acudir ahora. Dijo que vendría en el acto, cosa que en efecto hizo.

Historia de parto: parto en casa

Fue un lindo varoncito.

Cuando llegó y vio a Elsa, me dijo que pronto habría pasado. No me lo creí, que pudiera ir tan rápido. Me fui a la fábrica hacia las 2, después de haber bajado la cama del desván junto con sus enseres correspondientes.

A las 4:20 me llamó Elna para felicitarme.

– Fue un lindo varoncito.

– ¡Cáspita, qué dices, no puede ser, no se puede bromear con tales cosas!

Sin embargo, era cierto, y al llegar yo a casa instantes más tarde, encontré a Elsa tumbada sonriente y feliz y al niño a su lado. A las 4:10 de la tarde nació Björn, pesó 2650 gramos.

No era demasiado agraciado a la vista.

No era demasiado agraciado a la vista, pero tanto Elna como la Señora Axelsson expresaron que era más dulce de lo que otros niños suelen ser. El parto en sí había sido más rápido de lo común. No obstante, los dolores acostumbrados se habían producido. Elsa no desea hablar mucho de ellos, pero por lo que pude inferir por sus comentarios, probablemente fueron tolerables. Ahora a las 12 de la noche estoy aquí sentado, velando a mi pequeña esposa y a nuestro gran hijo.

El hijo fue bautizado el 18 de octubre de 1919 con el nombre de Björn Åke Hilding, en nuestro tercer aniversario de bodas.

Historia de parto: un milagro antes de tiempo

BABYBJÖRN Revista – Retrato de familia de 1921 con Elsa, Hilding, Björn y Solveig.
Elsa y Hilding con el hijo Björn y la hermana menor de Elsa, Solveig, en 1921.

¡Consejos importantes! Así pueden los papás sentirse partícipes en el parto y la lactancia


¡Consigue que se publique tu historia del parto en This is Life!

Nos encantará conocer tu historia. Envía tu historia del parto (máximo 500 palabras) y al menos una foto a magazine@babybjorn.com.

Nos reservamos el derecho de editar tu texto si elegimos publicarlo. No se ofrece remuneración.


 

BABYBJÖRN Revista – Retrato de familia de Robin y su hijo Elliot.

Robin Karlsson

Edad: 32

Familia: Su pareja Petra y su hijo Elliot.

Sobre Hilding y su familia:

Hilding era el fundador y director de la empresa AB De förenade Kemiska Fabriker, que fabricaba dentífrico, polvos leudantes, pegamento y sal de frutas. Elsa no trabajó mientras los niños fueron pequeños, pero años más tarde ella también trabajó en la fábrica. La familia estaba compuesta también por el segundo hijo, Ulf, así como la hermana menor de Elsa, Solveig, que creció como hermana de Björn y Ulf.

Sobre ser padre entonces y ahora:

Hace poco que yo fui padre, y esto hace que el relato de Hilding me resulte aún más interesante. En 1919 se daba por sentado que el padre no participaría durante el parto, y eso me da un poco de pena, por todos los hombres que se lo han perdido. El parto fue una experiencia muy poderosa, tanto fantástica como de miedo al mismo tiempo, y me ha dado un nivel totalmente nuevo de respeto y admiración por mi amada Petra –y el resto de las mujeres que han dado a luz– de la cual no habría querido prescindir. Hilding, sin embargo, tuvo que conformarse con encargarse un poco de los detalles prácticos al respecto, y sus comentarios me dan a entender que a él esto también le resultó un poco aburrido. Se lo notaba tan palpablemente orgulloso por su “pequeña esposa y gran hijo” una vez que el parto se hubo producido.