Historia de parto de 1919, escrita por un orgulloso papá primerizo

¿Cómo era ser padre por primera vez hace casi 100 años? Esta es la maravillosa historia que redactó Hilding el día del nacimiento de su primogénito, Björn. Casualmente, el bisnieto de Hilding, Robin, encontró el manuscrito de la historia este mismo año, coincidiendo con el nacimiento de su primer hijo.

BABYBJÖRN Revista – diario con historia de parto de 1919.
El diario de Hildings con historia de parto de 1919.
Foto: Robin Karlsson

Historia de parto: mi rápido parto en el coche

Intentaré describir, sin muchos detalles, la llegada al mundo de nuestro primer hijo. Era un día radiante, de cielo azul claro, un auténtico veranillo de San Juan. Ya la noche anterior a este memorable día, Elsa tuvo algunas leves contracciones y bromeamos con que faltaba poco para la llegada del “niño”. Porque no albergábamos duda alguna de que sería un “varón”. Al principio, cuando hablábamos sobre el bebé, no sabíamos si referirnos a él en femenino o masculino, pero con el tiempo se volvió una costumbre hablar de ”el”. Empero, las contracciones no eran fuertes, así que pensamos que no había de qué preocuparse.

No sabíamos si referirnos a él en femenino o masculino.

Al día siguiente, (15 de septiembre) sobre las 10 de la mañana, produjéronse, sin embargo, nuevas contracciones, si bien no tan intensas como para impedir a Elsa ir al mercado (compró arándanos que preparó esa misma mañana). Alrededor de las 12 del mediodía, me hizo saber que las contracciones habían comenzado a ser dolorosas. Una hora más tarde éstas eran ya mucho más fuertes. Llamé entonces a mi hermana Elna para pedir su consejo, porque quizás era momento de que ella acudiera. Me respondió que vendría de inmediato, y así lo hizo.

Historia de parto: parto en casa

¡Es un niño fuerte y sano!

Al llegar y ver a Elsa, mi hermana me dijo que se pondría de parto en cualquier momento. No pensé que fuese a suceder tan rápido y a las 2 de la tarde, después de bajar la cama y las sábanas del desván, me fui a la fábrica.

A las 4.20 recibí una llamada de Elna felicitándome.

– ¡Es un niño fuerte y sano!.
– Pero mujer, ¿qué dices? No puede ser. ¿Lo dices en serio?. No se bromea con este tipo de cosas.

No obstante, era verdad, y apenas entré en casa vi a Elsa feliz en su lecho, con una delicada sonrisa en el rostro y el bebé a su lado. Björn nació a las 4.10 y pesó 2 kilos y 650 gramos.

No era especialmente agraciado.

Björn no era especialmente agraciado, pero Elsa y la señora Axelsson sostenían que era más hermoso de lo que suelen ser los bebés al nacer. Aunque el parto había durado menos de lo normal, habíanse presentado, sin embargo, los dolores habituales. Elsa no ha querido hablar mucho sobre eso, pero de sus comentarios deduzco que fueron soportables. Ahora es medianoche, y es el momento de velar a mi dulce esposa y mi formidable hijo.

El niño fue bautizado como Björn Åke Hilding el 18 de octubre de 1919, día de nuestro tercer aniversario de bodas.

Historia de parto: un milagro antes de tiempo

BABYBJÖRN Revista – Retrato de familia del año 1921 Elsa, Hilding y los niños Björn y Solveig.
Elsa y Hilding con su hijo Björn y la hermana menor de Elsa, Solveig en 1921.

¡Recomendaciones útiles! Así pueden los papás sentirse partícipes en el parto y la lactancia


¡Comparte TU historia de parto en This is Life!

Nos interesa TU historia. Envíanosla (máx. 500 palabras) con una o más fotos al siguiente correo electrónico magazine@babybjorn.com.

Nos reservamos el derecho de editar el texto si es seleccionado. No ofrecemos ningún tipo de compensación por compartir tu historia en Babybjörn.


 

BABYBJÖRN Revista – Retrato de familia de Robin y su hijo Elliot.

Robin Karlsson

Edad: 32

Familia: Su pareja Petra y su hijo Elliot.

Sobre Hilding y su familia:

Hilding fue el fundador y director de AB De förenade Kemiska Fabrikerdonde se fabricaba pasta dental, bicarbonato de sodio, pegamento y sal de frutas. Elsa no trabajó cuando los niños eran pequeños, pero sí lo hizo más tarde en la fábrica de su marido. La familia se componía por el niño menor, Ulf, y la hermana menor de Elsa, Soleig, que fue criada como si fuera hermana de los hijos biológicos de la pareja.

Ser padre – ayer y hoy:

Acabo de ser padre por primera vez, lo que hace el relato de Hilding aún más interesante para mí. En 1919 los padres no podían presenciar el parto. No puedo evitar sentir un poco de pena por todos esos hombres que se perdieron ese momento.

Para mí el parto fue una experiencia muy fuerte, aterradora y fantástica al mismo tiempo. Ha infundido en mí más respeto y admiración por mi amada Petra y por todas las mujeres que han dado a luz. Estoy agradecido de haberlo experimentado.

Hilding, por el contrario, se tuvo que contentar con solucionar solo ciertos aspectos prácticos en torno al parto. Y, por lo que puedo interpretar entre líneas, él también sintió pena por no poder estar presente de otra forma. Sin ninguna duda estaba muy orgulloso de su “dulce esposa y de su formidable hijo”.