Aprendiendo a ir al baño: consejos de una experta

La mayoría de los niños están preparados para comenzar a aprender a ir al baño entre los 18 y 24 meses de edad. Pero, ¿cómo se enseña a un niño a ir al baño?

Revista BABYBJÖRN – Aprendiendo a ir al baño: el niño aprende a usar el orinal con mamá en el cuarto de baño
Las vacaciones son un momento estupendo para comenzar a hacerlo.
Foto: BabyBjörn

La doctora Robyn Strosaker, pediatra del Hospital Universitario Rainbow Babies & Children’s Hospital de Cleveland, Estados Unidos, ofrece los siguientes consejos para ayudar a tu hijo a que vaya aprendiendo a ir al baño del mejor modo posible:

¿Cuándo hay que empezar?

  • La mayoría de los niños están preparados para comenzar a aprender a ir al baño entre los 18 y 24 meses de edad. Después de los 24 meses, muchos niños entran en una fase en la que comienzan a desarrollar su autonomía. En este momento, es posible que esta tarea sea más difícil de llevar a cabo.
  • Tanto la familia como el niño deben estar listos para aprender a ir al baño correctamente. Para ello, los padres deben elegir una semana en la que ambos tengan tiempo para hacerlo. Las vacaciones son un momento estupendo para comenzar a hacerlo.
  • Para saber si tu hijo está listo, busca estos signos en tu niño para saber si está listo para dejar los pañales

¿Dónde hay que enseñarle?

  • El cuarto de baño no debe ser el único sitio para aprender. Si al niño le gusta estar en algún otro sitio de la casa, sería buena idea tener un orinal en ese lugar.
  • Si se coloca un orinal en una habitación en la que suele jugar el niño, puede ayudarle a acostumbrarse a usarlo y a prepararse para aprender a usarlo.
  • Llévate el orinal cuando viajes.

 ¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a que vaya aprendiendo a ir al baño?

  • Los pañales modernos son tan absorbentes que puede resultar difícil determinar si están mojados o no. Por eso hay que intentar que el niño lleve solo ropa interior para poder saberlo. Si la ropa o las sábanas se mojan excesivamente, se puede poner un pañal encima de la ropa interior.
  • Se puede ayudar al niño a mantenerse seco por la noche evitando darle papillas u otra bebida justo antes de la hora de acostarse.
  • Si ocurre, no hay que darle importancia, sino hacer una pausa de unas 2-4 semanas en el aprendizaje para ir al baño antes de volver a intentarlo.