Productos básicos para el recién nacido

Pasar mucho tiempo juntos en casa —ya sea de manera prevista o inesperada— puede ser difícil. Pero eso no es todo. Puede que te sientas preocupado/a. O con falta de sueño. O agobiado/a. O todo lo anterior. Quizás te preguntes, una y otra vez, “¿lo estoy haciendo bien?”

Pero quizás también aprecies las pequeñas cosas que ocurren mientras estás en casa, aunque a veces te parezca que no pasa demasiado. Mirando atrás, advertirás que acariciar mejillas regordetas, mirar ojos brillantes y respirar el incomparable aroma a bebé son recuerdos que conservarás para siempre. Cuando mires atrás, te darás cuenta de que lo hiciste todo bien y de que viste la oportunidad del momento.