Los niños merecen sentirse protegidos

El niño tiene derecho a sentirse protegido y seguro. Esa es la base de toda nuestra labor; guía el desarrollo de nuestros productos a partir de las necesidades de cercanía, seguridad y desarrollo del bebé, la forma en que mostramos a las familias y los niños en nuestras campañas de manera inclusiva y respetuosa, y nuestro compromiso con el bienestar de los padres que trabajan con nosotros. Sigue leyendo y te contaremos cómo el derecho del niño abarca toda nuestra labor.

Los papis besan las mejillas del bebé | BABYBJÖRN
El objetivo de nuestra misión es que el niño se sienta seguro y protegido.
Foto: Johnér


Convención sobre los derechos del niño

La Convención sobre los derechos del niño de las Naciones Unidas define los derechos del niño y los principios fundamentales que deberían regir en todo el mundo. Ese es el fundamento de nuestra labor, lo que significa que siempre partimos de las necesidades del niño y que tenemos como guía la seguridad y la protección. Aplicamos este principio en el desarrollo, producción y marketing de nuestros productos.

Colaboración con Save the Children

Save the Children vela por los derechos de la infancia en zonas particularmente vulnerables alrededor del mundo. Con ellos hemos iniciado una colaboración para apoyar sus esfuerzos, tan significativos en la protección de los niños más vulnerables. Contribuimos, por ejemplo, con dinero recaudado en campañas de venta, en las que una parte se destina a su labor.

Productos para familias necesitadas

Los productos que no lanzamos a la venta debido a defectos en el embalaje o modificaciones en su color, los donamos a organizaciones encargadas de asistir a familias necesitadas.

Diferentes bebés que expresan su individualidad | BABYBJÖRN
En nuestro marketing es importante incluir diferentes bebés, estilos de vida y formas de ser.


Marketing inclusivo

Cada niño es único, al igual que su familia es única. Es importante entonces reflejar en nuestras campañas esa diversidad; diferentes sexos,  etnias y composiciones familiares. El niño y su familia deben sentirse reflejados de manera inclusiva e igualitaria. En los 70 fuimos una de las escasas empresas que mostraban padres con sus bebés al pecho y hoy seguimos haciendo todo lo posible por representar una diversidad de niños, adultos y familias en nuestro marketing.

Condiciones laborales en nuestras fábricas

Muchos de nuestros operarios son padres y madres de familia, por lo que se vuelve doblemente importante ofrecerle a nuestros trabajadores y proveedores un entorno de trabajo seguro, protegido y saludable. Es una práctica común que las empresas trasladen su producción con el fin de abaratar costes. Como resultado de ello, se generan relaciones superficiales y poco duraderas que dificultan el asegurar las condiciones laborales adecuadas y la protección de los derechos humanos en el trabajo. Los problemas de los padres terminan siendo a la larga también los problemas de los niños.

Fabricamos nuestros productos en cuatro fábricas de costura diferentes ubicadas en Turquía, China, Vietnam y Ucrania. Hemos colaborado con la misma fábrica en Turquía desde el año 2001. Hace varios años contamos, además, con un código de conducta que dispone que los fabricantes deben garantizar el cumplimiento de nuestros requisitos de un lugar de trabajo seguro y protegido. Nuestro personal e inspectores independientes se encargan de controlar el cumplimiento de dicho código.