Los bebés dirigen nuestra producción

El niño necesita cercanía para sentirse tranquilo y en conexión contigo, y para poder desarrollarse. Todo esto lo tenemos en cuenta al desarrollar nuevos productos. Buscamos facilitarles a los bebés la cercanía que necesitan tener con sus padres al mismo tiempo que aspiramos a que el producto estimule su desarrollo, sea apto para su comportamiento y motricidad, y no sea dañino para su cuerpo o su piel. En BABYBJÖRN son los bebés los que deciden el diseño de nuestros productos.

Bebé en la Hamaca Bliss BABYBJÖRN. Su hermano esta sentado a su lado en el suelo | BABYBJÖRN
Es importante que nuestros productos estimulen el juego, la cercanía y el desarrollo.


Las necesidades del bebé en primer lugar, las tendencias después

Todos nuestros productos están concebidos con el desarrollo del bebé en mente y con el deseo de estimular su motricidad. Un ejemplo del desarrollo del bebé como prioridad antes que cualquier tendencia o técnica es nuestra gama de hamacas que se balanceancon el movimiento natural del bebé y no con motor eléctrico. De esta forma el bebé entrena su equilibrio y motricidad a través del juego. Al no tener ningún componente electrónico, nuestras hamacas son más duraderas. Además, se puede cambiar la tela del asiento, ya que se gasta más rápido que el resto de la hamaca.

Nuestra prioridad; la mayor seguridad

Para nosotros fabricar productos para el bebé y su familia es de lo más divertido. Al mismo tiempo, los productos específicos para recién nacidos exigen la mayor seguridad. Cada detalle, por más pequeño que sea, debe cumplir con las exigencias de seguridad para poder venderse al público y es nuestra prioridad en cada decisión que tomamos. Por esta razón, utilizamos los mismos proveedores que,  el sector de la salud y la industria automotriz, entre otros.

Prever los posibles usos inadecuados del producto.

Desarrollamos nuestros productos junto a especialistas en medicina, tales como profesionales formados en ortopedia y neonatología, para contar con su aprobación de los diferentes aspectos de seguridad de un producto. Además, basamos nuestro análisis en lo que se denomina “uso previsible”. Se trata de prever cómo un producto podría utilizarse de manera inadecuada y así lograr eliminar los riesgos. No lanzamos ningún producto al mercado sin haberlo probado y sin haber comprobado que satisface tanto nuestras más altas normas de seguridad como las normas de seguridad internacionales.

Un bebé chupa el extremo de la Mochila Porta Bebé One BABYBJÖRN
¡Prueba y muerde con total libertad! El material de nuestros productos no contiene sustancias tóxicas ni alergénicos.


Material sin sustancias nocivas

Al bebé le encanta investigar y descubrir el mundo a su alrededor, y lo hace llevándose cosas a la boca para probarlas, morderlas y masticarlas. Muchos de nuestros productos estarán en contacto directo con la piel del bebé. Por esta razón, es evidente que debemos utilizar materiales de la mejor calidad que no contengan sustancias nocivas para la salud,  algo que no todos los textiles y plásticos en venta en el mercado pueden decir

Todos los textiles que utilizamos están certificados según la norma Oeko-Tex Standard 100.

Todos los materiales que utilizamos se someten regularmente a pruebas realizadas por organismos de control independientes para asegurarnos de que no contengan sustancias nocivas para la salud. Nuestros textiles están certificados según la norma Oeko-Tex Standard 100, clase 1 de productos para bebés que es una declaración de salud internacional e independiente sobre textiles. Esta certificación es garantía de que los materiales no contienen alergénicos ni sustancias nocivas para la salud.