Por qué nos encanta llevar al bebé en una mochila

Las hormonas de la felicidad y la libertad de movimiento de los padres son solo algunas de las razones por las que creemos que llevar al bebé en una mochila es algo maravilloso. Echa un vistazo a la lista siguiente para conocer más.

Por qué nos encanta llevar al bebé en una mochila

1. CERCANÍA

¿Has escuchado que no debes malcriar al bebé con demasiada cercanía? Pues lo cierto es que no podrías. De hecho, la sensación de seguridad que le transmites al llevarlo con frecuencia es lo que, poco a poco, le dará confianza en sí mismo para explorar el mundo por su cuenta.


Por qué nos encanta llevar al bebé en una mochila

2. VÍNCULO AFECTIVO

Un aspecto realmente maravilloso de llevar al bebé es que afianza el vínculo entre vosotros, especialmente durante los primeros meses de vida. Para tu bebé, no existe nada tan maravilloso como sentir tu calor, oír tu voz y los latidos de tu corazón, y oler tu reconfortante aroma. Además, pasar tiempo tan juntos libera oxitocina, la hormona del bienestar, que ayuda a afianzar el vínculo entre ambos. Lee más aquí.


Por qué nos encanta llevar al bebé en una mochila

3. DESARROLLO

Ver cómo tu bebé crece y aprende cosas nuevas es una experiencia increíble; y lo cierto es que, cuando lo llevas en una mochila, puedes ayudar a estimular su desarrollo. Al tenerlo cerca mientras lo llevas, podéis comunicaros naturalmente de varias maneras, lo que estimula el desarrollo del lenguaje.


Por qué nos encanta llevar al bebé en una mochila

4. SENCILLEZ

Otra ventaja de llevar al bebé en una mochila es que te deja las manos libres: una opción ideal cuando tienes quehaceres pendientes pero deseas mantener a tu pequeño cerca. A veces, puede resultarte práctico dejar el cochecito en casa si deseas salir a pasear por el bosque o recoger a un hermano mayor en la guardería. Otra ventaja es que una mochila fácilmente regulable permite que todos tus allegados puedan llevar al bebé.


Por qué nos encanta llevar al bebé en una mochila

5. CURIOSIDAD

A medida que el bebé va creciendo, crece también su curiosidad por el mundo que lo rodea. Por eso, llevar al bebé en una mochila mirando hacia fuera o a la espalda le permite explorar su entorno, al tiempo que tu cercanía le transmite calma y seguridad.


Por qué nos encanta llevar al bebé en una mochila

6. AYUDA A CALMAR LA BARRIGUITA DEL BEBÉ

Si tu bebé tiene cólicos, llevarlo cerca de ti puede ayudarlo. En la mochila, el bebé tiene la espalda erguida y esto puede aliviar las molestias.
¿Te preguntas cuál es la mochila porta bebé más adecuada? Encuentra la mochila perfecta para ti y tu pequeño en nuestra guía de mochilas porta bebé.

 

Leer más: Preguntas frecuentes