Llevar al bebé y cantar – agradable combinación

La redacción de This is Life visitó un evento lleno de alegría: un coro de adultos de baja por maternidad con sus hijos. Las mamás cantan y un satisfecho público de bebés se balancea siguiendo el ritmo en sus mochilas porta bebé y fulares.

Revista BABYBJÖRN – Tres mamás llevan a sus bebés en una mochila porta bebé o en el regazo.
A la mayoría de los niños pequeños les encanta estar en brazos y que los lleven de cualquier forma.
Foto: BabyBjörn

A primera vista constatamos que éste es un grupo de mamás a las que les gusta llevar a sus hijos. Pero aquí está pasando mucho más.

En Sångbolaget i Enskede, al sur de Estocolmo, las mamás se reúnen una vez a la semana para cantar juntas durante su baja por maternidad. Los niños las acompañan, por supuesto, pero el coro canta canciones de adultos, no infantiles. Su ferviente público está compuesto por bebés que se mecen en mochilas porta bebé y fulares.

La directora del coro, Maria Peters, es una hábil y dedicada líder.

– ¡Ahora centraros en vosotras mismas! Soltad la barriga. Subid las cejas y dejad caer la barbilla.

Antes de que el coro se adentre en Purple Rain de Prince, hay que calentar las cuerdas vocales y el cuerpo.

Revista BABYBJÖRN – Una habitación con mamás que cantan y llevan a sus hijos en mochilas porta bebé o fulares.
Las mamás cantan y hay bebés por todas partes: en el suelo, en el regazo, en mochilas porta bebé y en fulares.
Foto: BabyBjörn

Cuando las cantantes empiezan a hacer ruidos divertidos, captan toda la atención de sus niños. Boquitas abiertas, ojos grandes, alegres exclamaciones y gorgojos. ¡Qué bonita es la voz de mamá cuando canta!

El coro está de pie o caminando, moviéndose al compás. Algunos bebés están sentados o tumbados en el suelo. A muchos bebés los llevan en mochila porta bebé o fular.

Llevar al bebé es agradable y práctico

En las pausas entre Prince, ejercicios de canon y Veronica Maggio, aprovechamos a hacer preguntas sobre llevar a bebés.

– Aquí en el coro me resulta fantástico usar la mochila porta bebé. Yo canto y me muevo un poco con Livia, meciéndola, y ella se duerme en este entorno de música y canto. Es muy agradable, afirma Anna Edoff, que lleva a su segunda hija, Livia, de tres meses, en una mochila porta bebé.

La primera hija de Anna fue prematura y estuvo una temporada en neonatos, donde usaban el método canguro, que implica que los padres llevan a su bebé recién nacido piel con piel. Esto resulta tranquilizador para el bebé y tiene un efecto positivo en su desarrollo.

Llevo al bebé tanto por ella como por mí.

– A nuestra hija le hacía bien que la lleváramos mi marido y yo. Desde que empezamos a llevarla, no pudimos dejar de hacerlo. Como era tan pequeña cuando nació, usamos primero un fular, pero poco después pasamos a una mochila porta bebé.

Revista BABYBJÖRN – Tres mamás llevan a sus bebés en una mochila porta bebé o en el regazo.
A la mayoría de los niños pequeños les encanta estar en brazos y que los lleven de cualquier forma.
Foto: BabyBjörn

El consejo de Anna Edoff a las nuevas mamás y a los papás es llevar al bebé tanto como tú quieras y tanto como quiera el pequeño.

– Llevo al bebé tanto por ella como por mí. ¡Me resulta tan maravilloso estar cerca de mi hija! Es lo que todos dicen:  agradable además de práctico. Como progenitor tienes las manos libres y el niño está tranquilo porque está cerca de ti.

– A mí me resulta más fácil usar la mochila porta bebé que el cochecito, cuando voy a dejar y a buscar a mi hija mayor a la escuela. No necesito dejar aparcado el cochecito, ni ponerle la cadena, sino que puedo entrar directamente. Es muy práctico.

Lina Eidmark y Sophia Myhr también llevan a sus hijos en mochilas porta bebé. Lina nos cuenta que le aconsejaron comprarse un buen fular o una mochila porta bebé para su primer hijo cuando estaba en la maternidad en el hospital.

La comadrona nos dijo que los bebés necesitan proximidad y quieren que los lleven encima.

– Tan pronto como dejábamos a nuestro bebé recién nacido en la cuna se ponía a gritar. La comadrona en la planta de maternidad en el hospital nos tranquilizó y explicó que era totalmente normal, puesto que los bebés necesitan proximidad y quieren que los lleven encima.

Lina y su marido compraron entonces una mochila porta bebé y pronto se dieron cuenta de que llevar al bebé cerca era muy práctico y cómodo.

– Y la bebé está de lo más satisfecha. Digamos que nos hemos vuelto porteadores reincidentes, se ríe Lina y contempla a su hijo Kasper, de 4 meses, en la mochila porta bebé. A ninguno de nuestros hijos les gusta ir en cochecito; adoran que los lleven.

Sofia Myhr asiente y agrega que ella y su marido han llevado a todos sus hijos.

– Cuando no hay ninguna otra cosa que los calme, lo que funciona es llevarlos en la mochila porta bebé. Es de gran ayuda cuando tienes varios hijos, explica Sophia, que tiene consigo a su hijo Alfred de 3 meses.

Su consejo para los nuevos padres es probar a llevar al bebé en una mochila porta bebé. También vale la pena meditar en qué necesidades tienes, con qué frecuencia lo vas a querer llevar y si necesitas apoyo adicional para la espalda, por ejemplo.

– Hay muchísimas marcas y modelos entre los que elegir. Primero compramos una mochila porta bebé que no nos fue bien pero luego probamos con otra marca, comenta Sophia antes de volcarse a cantar “Från och med nu” de Veronica Maggio.

Llevar al bebé: lo más natural del mundo

Hemos llevado a nuestros bebés encima desde tiempo inmemorial. Hay varias ventajas al llevar al bebé en una mochila porta bebé o un fular. Además de que resulte práctico en la vida cotidiana, fomenta la vinculación entre el bebé y sus padres y le ayuda en el desarrollo de varias formas.