¿Cuál es la diferencia entre un columpio para bebé y una hamaca para bebé?

La vida cotidiana con un recién nacido puede ser muy intensa y, a veces, hasta agotadora. Muchos padres utilizan un columpio o una hamaca para bebé a diario y consideran que les ayuda muchísimo; ¡simplemente la mejor alternativa a los amorosos brazos de papá y mamá! Tu bebé podrá jugar alegremente o dormir una siesta en el columpio o hamaca mientras aprovechas a tener las manos libres para comer o ducharte. Existen muchos tipos diferentes de columpios y hamacas para bebé. ¿Sabías que una hamaca se balancea con el movimiento natural del bebé, mientras que la mayoría de los columpios para bebé son eléctricos? Una hamaca para bebé es apta desde el nacimiento, y a la mayoría de los bebés les resulta agradable dormir en ella. ¿No sabes cuál elegir? ¡Dedica unos minutos a leer nuestro artículo y conocerás las diferencias entre un columpio y una hamaca!

¿Columpio eléctrico o hamaca de vaivén natural?

Tanto el columpio como la hamaca imitan el movimiento del bebé en el vientre, o cuando lo meces en tus brazos. ¡El efecto es mágico! La mayoría de los bebés se calman gracias al movimiento tipo mecedora, y muchos se duermen.

Opta por el modelo Hamaca Bliss o Hamaca Balance Soft BABYBJÖRN si prefieres un movimiento natural tipo mecedora. Se trata de una hamaca de movimiento suave, relajante y hasta adormecedor. Durante las primeras semanas y meses, a tu bebé le agradará estar simplemente sentado en posición reclinada y mirar tu rostro o dormir mientras lo meces manualmente.

Más tarde, se dará cuenta de que para balancearse bastará con el movimiento de sus manos y piernas. ¡Y el resto será pura diversión! El movimiento mecedor, ascendente y descendente, se detiene cuando el bebé lo decide, o cuando se ha dormido. De esta forma no necesitarás mecer la hamaca.

La mayoría de los columpios eléctricos necesitan pilas, lo que significará un gasto importante a no ser que optes por un columpio que pueda recargarse (o que tenga un cable eléctrico). El columpio eléctrico tiene un motor que puede ser ruidoso. Te recomendamos que lo tengas en cuenta al elegir un modelo; ¿crees que el ruido podría perturbar al bebé?

¿Un columpio lleno de accesorios o una hamaca portátil?

Las opciones son variadas. Puedes encontrar desde columpios pequeños o sillas mecedoras tipo “parque de diversiones” hasta modelos portátiles más sencillos. Las hamacas para bebé suelen ser más ligeras y prácticas, al mismo tiempo que ofrecen los beneficios de un columpio para bebé; el bebé disfruta al balancearse y también se puede dormir.

La diferencia fundamental en cuanto a conveniencia es que un columpio para bebé no suele ser portátil.

Una hamaca BABYBJÖRN ocupa poco espacio y la podrás desplazar sin demasiado esfuerzo por la casa. Además, es portátil y la puedes plegar y llevar contigo dondequiera que vayas.

La diferencia fundamental en cuanto a conveniencia es que un columpio para bebé no suele ser portátil. Se trata de columpios eléctricos con motor; ocupan más espacio y son más pesados. También suelen tener bandeja, juguetes y música.

¡Accesorios divertidos para tu bebé!

El acto de mecer a tu bebé es en sí mismo algo divertido por lo general, pero a medida que vaya creciendo puedes también colgar juguetes para que sea aún más ameno estar sentado en el columpio. Los accesorios más comunes que podrás utilizar suelen incluir: arcos de actividades, bandejas, móviles, luces intermitentes y música.

Asegúrate de que sea sencillo para un adulto quitar los accesorios, ¡pero no para el bebé! Las piezas sueltas y pequeñas podrían terminar en la boca del niño. BABYBJÖRN te ofrece arcos de actividades para hamacas que son divertidos, de la mejor calidad, y que están fabricados con materiales aptos para bebés. No hace falta aclarar que el plástico que utilizamos no contiene BPA.

Consejos importantes para un balanceo seguro

  1. La mayoría de los modelos tienen un peso máximo recomendado de 7-11 kg (15-25 libras). Ten en cuenta que deberás dejar de utilizar el producto una vez que tu bebé pueda gatear y erguirse por sí solo. Los modelos Hamaca Bliss y Hamaca Balance Soft BABYBJÖRN ofrecen la ventaja de poder utilizarlos durante más tiempo; se transforman en una silla infantil que tu niño podrá disfrutar hasta los 2 años de edad.
  2. Asegúrate de que tu modelo cuente con una posición reclinable especial para el recién nacido, y no sólo una vertical que es más apta para niños un poquito más grandes. Los modelos Bouncer Bliss y Bouncer Balance cuentan con tres posiciones diferentes.
  3. Con una Hamaca BABYBJÖRN de vaivén natural, es tu bebé quien mece la hamaca con sus propios movimientos, o tú si lo prefieres. ¡Los columpios para bebé suelen tener hasta ocho posiciones diferentes! Al principio opta por un movimiento suave hasta encontrar el ritmo ideal para tu bebé.
  4. La hamaca o el columpio debe ser suave y cómodo para el bebé; con un soporte flexible para la espalda y sin bordes duros. Bouncer Bliss y Bouncer Balance Soft están equipados con un asiento de tela ergonómica que otorga el apoyo adecuada para la espalda, el cuello y la cabeza del bebé.
  5. La hamaca para bebé o el columpio para bebé debería tener una correa para asegurar la posición del bebé. La Hamaca BABYBJÖRN tiene una correa que se abrocha instantáneamente con dos botones. Utiliza la correa incluso cuando estés al lado de tu bebé; su desarrollo puede ser más rápido de lo que crees. ¡No te sorprendas si, de repente, se incorpora por sí solo!
  6. Asegúrate de que la base sea ancha y segura para que el movimiento del bebé no pueda volcar la hamaca. La Hamaca Bliss y la Hamaca Bouncer Balance Soft cumplen con la norma JPMA (EE. UU.) y CE (UE) que garantizan que el producto cumple con un estándar de seguridad independiente y de confianza.