Campamento de verano que reunificar a las familias en China

Estar con sus padres, recibir un abrazo y poder contarles sobre su día debería ser una obviedad para todo niño. Sin embargo, no es así. Muchos niños ven a sus familias tan solo una vez al año. En este artículo te contamos sobre la escuela de verano que hemos abierto en China para que los operarios de fábricas puedan pasar el verano junto a sus hijos, en familia.

Mor Yi Chun | BABYBJÖRN
Mor Yi Chun trabaja en la fábrica desde 2007 y ha podido, gracias a la escuela de verano, pasar más tiempo con su hija de 9 años, Mor Lee.


Los niños que viven sin sus padres

En China la producción de bienes se suele concentrar en determinadas zonas y la mano de obra se muda allí proveniente de diferentes partes del país. Esto ha ocasionado que muchos padres tengan que alejarse de su familia para poder sustentarla. Los niños permanecen entonces en su pueblo natal a cargo de los abuelos, pero lejos de sus padres.

Nuestra filosofía se basa en la necesidad de cercanía que tiene el niño.

Esta es la realidad incluso para muchos de nuestros proveedores en China; los padres trabajan y viven lejos de sus hijos. Es un hecho que nos parte el corazón porque va en contra del fundamento de nuestra filosofía que es la necesidad de cercanía que tiene el niño para poder sentirse seguro y protegido. Por esta razón intentamos mejorar la situación de esas familias permitiéndoles estar juntos en lugar de mudar la producción.

Relaciones fructíferas, condición del cambio

Hemos colaborado con China durante 17 años logrando crear buenas relaciones y mejorando las condiciones de trabajo de nuestros empleados allí. Algunas costureras han trabajado en nuestras fábricas más de 10 años, lo que para nosotros es muestra de que el cambio va encauzado de la forma correcta. Es de suma importancia que el personal se sienta a gusto y quiera seguir trabajando con nosotros porque queremos que nuestros productos estén en manos de costureras competentes y con experiencia.

Mor Lee hace dibujitos en el suelo junto a otros niños | BABYBJÖRN
Mor Lee, de 9 años, vive con su abuelo. Está más contenta y se ha vuelto más social desde que puede pasar más tiempo con su padre y otros niños.


El campamento de verano acerca a las familias

En 2017 pusimos en marcha un proyecto para ver concretamente qué podíamos hacer para mejorar las condiciones de vida de nuestros operarios y sus hijos. Después de hablar con ellos nos dimos cuenta de que deseaban estar más cerca de sus hijos, pero que no tenían ni tiempo ni medios para poder visitarlos más que durante el año nuevo chino.

Los niños pueden jugar, hacer deporte y manualidades, y aprender inglés.

Los niños van a la escuela de su pueblo y únicamente pueden visitar a sus padres durante las vacaciones de verano, pero los adultos no siempre tienen la posibilidad de recibirlos. La solución fue entonces abrir un campamento de verano cerca de la fábrica para que los niños puedan jugar, hacer deporte y manualidades y aprender inglés durante el día. Después de la jornada laboral y durante los fines de semana pueden estar con sus padres. BabyBjörn financia, junto a nuestros proveedores en China, desde el transporte y la comida hasta la vivienda y el material educativo. La inauguración de la escuela de verano tuvo lugar en 2018, por lo que compartiremos nuestras experiencias en cuanto hayamos podido hacer un análisis de las mismas.