¡Las madres tenemos superpoderes! 15 ejemplos

Duermes a tu niño todas las noches. ¡Has cambiado cientos de pañales con contenido verdaderamente letal! Tranquilizas a tu bebé y le das de comer cada noche (sin importar el cansancio profundo o el sueño que arrastras). Está demostrado: ¡eres un superhéroe! Sigue leyendo y descubre todos los superpoderes que no sabías que tienes.

BABYBJÖRN Revista para padres - las mamás que cambian pañales e investigan su contenido
¿Cuáles son tus superpoderes? ¡Lo sabemos! Has cambiado cientos de pañales e indagado en su contenido poco gratificante.
Foto: Johnér

Si has sido madre más de 24 horas, seguramente ya has tenido sentimientos de culpa. ¿Estoy haciendo lo suficiente? ¿Cómo sé si estoy haciendo las cosas bien?

¡Tranquila! ¡Eres un superhéroe!

Este artículo te puede interesar: 8 razones que avalan que eres un buen padre

Eres un superhéroe cuando…

  1. Has leído cientos de cuentos…
  2. o un cuento cientos de veces.
  3. Has cambiado cientos de pañales…
  4. e indagado en su contenido, muchas veces, ¡explosivo!
  5. Y has probado en primera persona la sorpresa que te espera (el contenido del pañal no es precisamente pipí) sin poder lavarte las manos luego.
  6. Has cambiado pañales en el coche estacionado al lado de la carretera, en la playa y con una audiencia estupefacta, en el cochecito dentro de un restaurante, en baños públicos que dan miedo y en tantos otros lugares impensables antes de ser madre…
  7. Consigues que se duerma. Cada noche. Un día tras otro.
  8. Has logrado reconciliar el sueño entre 5 y 15 veces a lo largo de la noche hasta llegar la mañana (que para un bebé recién nacido es ¡a las 4 a.m.!)
  9. Tranquilizas a tu bebé. Le das el biberón o el pecho cada noche. Un día tras otro. Sin importar el cansancio profundo o el sueño que arrastras.
  10. Estás dispuesta a abandonar tu sagrada taza de café recién hecho si tu bebé llora o te necesita. Sin importar que esa taza de café representa tu único deseo de salvación para el día de hoy.
  11. Logras seguir funcionando cuando tu única fuente de energía se reduce a los restos de comida del bebé, media taza de café frío y algunas pastillas para el dolor de garganta.
  12. Logras llevar en tu bolso todo lo necesario… y más también… Sin importar el cansancio que nombramos anteriormente ni la pobre alimentación esporádica que le das a tu cuerpo.
  13. ¿Qué? ¿Te has olvidado algo? No importa: ¡si eres la reina de la improvisación! Ropa + agua = toallita para limpiar la caca. Gorrito + agua = toallita para limpiar la caca, también.
  14. Aprendes a interpretar un lenguaje totalmente ajeno, es decir el llanto del bebé, en tiempo récord. Autodidacta; sin pedagogo ni diccionario.
  15. Cuidas a un recién nacido AL MISMO TIEMPO que te recuperas después del embarazo y el parto. A esto llamo yo superpoderes, mis queridas madres, ¡superpoderes!

8 aspectos positivos de ser una familia monoparental

¡Comparte la lista! ¿A que no sabías que realizas actos heroicos todos los días?