Nuestra responsabilidad – sostenibilidad, ser humano y medio ambiente

La próxima generación es nuestra pasión. A la hora de fabricar productos, las necesidades y la salud del niño están siempre en primer lugar. Damos por sentado que hay que ser extremadamente cuidadosos con la seguridad y con los materiales que utilizamos.

Airology

Menor impacto medioambiental

Nuestra fuerza impulsora es desafiarnos a encontrar soluciones mejores y más inteligentes a la hora de desarrollar nuestros productos. Queremos minimizar el impacto medioambiental negativo en toda nuestra actividad y poder ofrecer productos sostenibles que niños y padres disfruten y aprovechen durante generaciones.

Pensando en la próxima generación

Como fabricantes tenemos que responsabilizarnos de cómo influimos y participamos en la sociedad y en el medio ambiente que nos rodea. Todo lo que hacemos deja huella en nuestro entorno – y queremos que las generaciones futuras tengan acceso a un mundo sostenible donde se respete al ser humano y al medio ambiente.

Aquí explicamos brevemente lo que hemos hecho hasta ahora en nuestra dedicación para con la próxima generación y cómo planificamos hacer aún mejor las cosas.

Productos no perjudiciales

A los niños les gusta explorar su entorno saboreando y chupando las cosas, pero también son especialmente sensibles a los productos tóxicos para la salud. Por eso debemos asegurarnos de que todos nuestros productos estén exentos de sustancias venenosas y perjudiciales. Cumplimos con los estándares específicos tanto de la UE como de EE. UU., que regulan los productos químicos en artículos infantiles. Pero no nos conformamos con esto.

 Textiles más seguros

Todos los tejidos de nuestros productos que entran en contacto con la piel del niño han sido evaluados y aprobados según la norma Oeko-Tex 100, clase 1. Esto significa que están totalmente libres de productos peligrosos para la salud y alérgenos. Esta certificación implica también un mayor control de sustancias que no están prohibidas en la UE y/o EE. UU. pero que se puede sospechar que son perjudiciales. Nuestros tejidos ecológicos además cumplen con un estándar global de algodón ecológico. Este estándar exige, entre otras cosas, que al menos un 95% del algodón sea de cultivo ecológico.

Plástico más seguro

Tanto los componentes como los aditivos del plástico pueden ser nocivos y desprenderse de un producto de plástico. Tenemos cuidado de que el contenido de nuestros artículos de plástico carezca de venenos y no contenga productos nocivos. Todos los artículos de cocina y de baño de BabyBjörn cumplen con las normas de seguridad vigentes para el plástico, tanto en Europa como en Estados Unidos. Esto significa que el plástico se somete con regularidad a ensayos exigentes para verificar su contenido de bisfenol A (BPA) y otros compuestos nocivos para la salud, además de tener aprobación para alimentos. Tanto los artículos de cocina como los de baño han sido además fabricados con material plástico reciclable.

Ensayos regulares

Los productos se someten regularmente a ensayos por parte de un instituto de pruebas independiente y reconocido, y el certificado que se expide se actualiza cada año por Oeko-Tex®. Si se realiza algún cambio en un producto, se vuelve a evaluar para certificarlo. A fin de que no haya ningún compuesto nocivo en los materiales que utilizamos, hacemos pruebas con institutos de evaluación independientes y de reconocimiento internacional, p. ej. Swerea, Intertek, SGS, Bureau Veritas o STR.

 Transportes

En lo referente a la afectación climática y del medio ambiente en forma de emisiones de dióxido de carbono, trabajamos para disminuir la cantidad de desplazamientos y elegir los medios de transporte más adecuados para el medio ambiente. Para nuestros grandes productores de costura nos aseguramos de que, donde sea posible, adquiramos todos los componentes de gran volumen de forma local. Desde nuestro almacén en Hong Kong aspiramos a suministrar directamente a los mercados asiáticos. Los transportes desde nuestros productores asiáticos se realizan por vía marítima y trabajamos metódicamente para minimizar los transportes por avión mediante una planificación eficiente.

También trabajamos para mejorar la logística en la actividad, utilizando recursos locales siempre que sea posible.

 Productos sostenibles y reciclaje

Los productos de BabyBjörn tienen una larga vida útil y “se dejan en herencia”. Sabemos que a menudo cinco niños llegan a utilizar un mismo producto, lo cual tal vez sea una de nuestras aportaciones más importantes para disminuir el impacto medioambiental.

Al desarrollar productos nos esforzamos para encontrar siempre soluciones inteligentes que disminuyan el gasto de materiales y los desperdicios. Los productos deben ocupar el mínimo espacio posible y los envases deberán ser pequeños para minimizar el volumen de transportes. El material de los envases debe ser prioritariamente reciclado y reciclable.

 Agua

El algodón es un material fantástico. Pero tanto su cultivo como su manipulación requieren grandes cantidades de agua en zonas donde ésta a menudo escasea. Aspiramos a que todos los nuevos productos textiles estén en sincronía con la Better Cotton Initiative y por lo tanto disminuir el gasto de agua.

 Condiciones laborales en la producción

Nuestro código de conducta contempla los puntos en los que nunca podemos transigir. Algunos ejemplos son: un entorno laboral seguro, el equipamiento de protección necesario y una tolerancia cero de labor infantil. El código de conducta es un acuerdo entre nosotros y nuestros proveedores, y deberá estar siempre a la vista de los empleados. El proveedor garantiza también que, si subcontrata el trabajo, dicha subcontratación cumplirá con nuestro acuerdo.

Visitamos nuestras plantas de producción varias veces al año y controlamos entonces que se cumplen los requerimientos. Además, contratamos a institutos de evaluación externos para que realicen controles sin previo aviso.

La Convención sobre los Derechos del Niño

La Convención sobre los Derechos del Niño está siempre presente en nuestra labor cotidiana. Toda nuestra idea comercial se basa en uno de los principios de la Convención sobre los Derechos del Niño: crear un entorno con protección y cuidado para los niños. Los productos que desarrollamos deben contribuir a un buen desarrollo de los niños y crear buenas condiciones para las familias.

Cuidamos de que los niños se presenten de forma respetuosa en cada imagen y texto. También es importante que todo lo que hacemos, desde pruebas hasta fotografías, siempre parte de las condiciones de los niños y que ellos puedan dirigir la actividad.

Diversidad e igualdad

Nuestros productos se deberán desarrollar para que, en la medida de lo posible, sirvan a todos los niños y padres. Nos esforzamos también en reflejar la diversidad e igualdad en nuestro marketing.

BabyBjörn es un puesto de trabajo libre de discriminación y caracterizado por la igualdad y la diversidad. Nadie debe ser discriminado por su sexo, origen étnico, religión, discapacidad funcional, orientación sexual o edad, y todos deben tener las mismas posibilidades de desarrollarse en el trabajo.

Nuestro compromiso

Hemos elegido centrar nuestra colaboración entorno a la asistencia sanitaria e investigación relacionada con los recién nacidos y niños pequeños. Al colaborar con hospitales, podemos ayudar a tantos como sea posible. Algunos ejemplos son el Rainbow’s Babies y Children’s Hospital en Cleveland, el hospital Karolinska en Estocolmo y el Drottning Silvias Barnsjukhus en Gotemburgo.

Los productos que no se puedan vender por motivo de fallos estéticos se entregan a diversas organizaciones de ayuda que se los envían a personas necesitadas.