¿QUÉ ES UNA MOCHILA PORTA BEBÉ ERGONÓMICA?

Una mochila porta bebé ergonómica debe descargar el peso y resultar cómoda para quien la lleva, ofreciendo al mismo tiempo un buen apoyo para el bebé. Las mochilas porta bebé ergonómicas son más avanzadas y tienen más funciones y posibilidades de ajuste, lo que te permite llevar al niño durante períodos más largos y hasta una edad superior.

Ergonomía para tu bebé

  • Piernas separadas
  • Apoyo adecuado para las caderas
  • Las rodillas deben estar a la misma altura que las nalgas
  • La espalda debe mantener su forma natural

Ergonomía para quien la lleva

  • Descarga de peso adecuada y bien distribuida
  • Posibilidad de llevar al bebé cerca del cuerpo
  • Tirantes anchos y acolchados
  • Cinturón abdominal ancho y acolchado
  • Posibilidad de llevar al bebé de tres maneras: hacia el pecho, hacia el frente y a la espalda
  • Ajuste adecuado a cada circunstancia

Mochilas porta bebé adecuadas para las caderas
A veces nos preguntan si las caderas del niño se pueden dañar por llevarlo en una mochila porta bebé. Si utilizas una mochila porta bebé de BABYBJÖRN no tienes por qué preocuparte. Los problemas de cadera, como la displasia, no aparecen por usar una mochila porta bebé. Nuestras mochilas porta bebé ergonómicas —modelos One, One Air y Move— también han sido sometidas a pruebas y aprobadas por el International Hip Dysplasia Institute, que las ha designado como “adecuadas para la cadera”.

Ergonomía para tu bebé

Al llevar al niño en una mochila porta bebé, sus caderas, piernas y columna vertebral deben quedar en la misma posición que cuando lo llevas en brazos. Lo más importante que debes tener en cuenta es que el bebé se siente erguido, para tener las vías respiratorias despejadas y un buen apoyo para el cuello. La posición natural para un recién nacido es tener la espalda algo encorvada, con las rodillas a la misma altura de las nalgas. Esta posición se logra con todas las mochilas porta bebé de BABYBJÖRN, aunque nuestros modelos ergonómicos mantienen esta agradable posición también cuando el bebé crece.

El desarrollo de la espalda

La espalda de un niño recién nacido tiene forma de C al principio y a medida que el niño crece va adquiriendo una forma de S. La mochila porta bebé debe ofrecer un buen apoyo para la espalda durante todo este desarrollo. Con la mochila porta bebé no necesitas preocuparte de que su espalda vaya a quedar demasiado recta, ya que las mochilas porta bebé de BABYBJÖRN se han diseñado para que la espalda del recién nacido quede algo encorvada. Para lograr que el bebé adquiera una óptima posición cuando lo lleves en la mochila porta bebé, puedes meter las manos bajo sus rodillas y tirar suavemente de él para subir sus caderas y que las nalgas del niño queden más abajo. Nuestras mochilas porta bebé también permiten que se vaya sentado más erguido a medida que su espalda va adquiriendo la forma de S.

El desarrollo de las caderas

La mochila porta bebé ergonómica ofrece una posición de piernas más separadas y proporciona apoyo a las piernas del bebé para que sus rodillas queden a la misma altura que las nalgas. La mochila porta bebé no debe dar apoyo más allá de la corva del niño, para que este pueda mover las piernas libremente. Cuando el niño crezca, el apoyo ni siquiera llegará hasta la corva, pero esto no debe preocuparte ya que siempre tendrá el apoyo adecuado para las caderas.
En los recién nacidos, la masa ósea de las caderas es blanda. Por eso, durante los primeros meses es importante que el bebé quede sentado con las piernas bien separadas en una postura natural. Todas las mochilas porta bebé de BABYBJÖRN ofrecen un buen apoyo para las caderas del pequeño desde recién nacido. Las Mochilas Porta Bebé One y One Air tienen una superficie ancha para sentarse, incluso para los niños de mayor tamaño. Son cómodas tanto para ti como para tu hijo.

La mochila porta bebé ergonómica ofrece una posición de piernas más separadas y proporciona apoyo a las piernas del bebé para que sus rodillas queden a la misma altura que las nalgas.

El asesor de porteo afirma que: ¡Llevar al bebé es una sensación increíble!

Ergonomía para quien la lleva

Incluso un niño pequeño, que solo pesa unos kilos, puede parecer bastante pesado después de llevarlo un rato. Por este motivo, la mochila porta bebé debe descargar el peso de forma adecuada y bien repartido en el cuerpo de la persona que lo lleva.

Las mochilas porta bebé ergonómicas ofrecen un apoyo adicional para la espalda y los hombros. Fíjate en los tirantes anchos y acolchados, el cinturón abdominal y el respaldo: hay muchas variantes disponibles. Sí, por ejemplo, notas los hombros cansados, puedes derivar más peso al cinturón abdominal y viceversa.

Otra manera de descargar el peso es asegurarte de llevar al bebé cerca del cuerpo. Cuánto más cerca de tu cuerpo esté el bebé, más cerca quedará su centro de gravedad del tuyo propio y te resultará más cómodo llevarlo. Los recién nacidos siempre se llevan orientados hacia el pecho, aunque puedes variar la posición cuando el niño sea un poco más grande ya que así te resultará más cómodo llevarlo. Te aconsejamos que, de vez en cuando, cambies la manera de llevar al bebé para no sobrecargar tu espalda y hombros. La mochila porta bebé ergonómica te permite llevar al niño orientado hacia el pecho o hacia el frente y con algunos modelos también puedes llevarlo a la espada.

Dedica tiempo a consultar el manual para aprender cómo ajustar tu mochila porta bebé, ya que puede suponer una gran diferencia.