Puedo hacer ejercicio durante el embarazo?

Estás embarazada y pensando en cómo seguir haciendo ejercicio durante el embarazo. En este artículo, Petra Månström, bloguera de fitness, nos cuenta cómo se las arregló para hacer ejercicio durante el embarazo.

Revista BABYBJÖRN – Petra Månström hace ejercicio durante el embarazo.
Hacer pesas más ligeras funcionó bien como ejercicio durante el embarazo para Petra Månström.
Foto: Privado

¿Embarazada? ¡Enhorabuena! Y si te estás preguntando si vas a poder seguir haciendo ejercicio durante el embarazo, quiero que sepas que no eres la única que lo hace. A mí me pasó también el año pasado.

Descubrí que estaba embarazada, lo que me hizo muy feliz, pero la «friki» del fitness que hay dentro de mí comenzó a preocuparse inmediatamente por el ejercicio durante el embarazo. ¿Cómo y qué tipo de ejercicios puedo hacer embarazada? ¿Y qué pasará con mis entrenamientos después del parto?

Me puse a buscar como una loca artículos y libros sobre ejercicio durante el embarazo pero encontré muy poca información precisa sobre el tema. Muy pronto me di cuenta de que tenía que tener valor y confiar en mí misma para entrenar lo mejor que pudiera pero extremadamente atenta a las señales de mi cuerpo.

Correr: ¿un buen ejercicio para embarazadas?

Antes de quedarme embarazada, correr era mi principal prioridad. Pero ya desde el principio de mi embarazo comencé a tener problemas. Me quedaba sin aliento enseguida y me resultaba imposible respirar profundamente, algo en absoluto sorprendente por que el volumen de sangre en el cuerpo aumenta rápidamente cuando estás embarazada.

También acumulaba ácido láctico más rápidamente que nunca y, a pesar de que corría a un ritmo mucho más lento de lo normal en mí, sentía mis piernas como si fueran de hormigón. Más adelante en el embarazo, cuando mi barriga comenzó a crecer, también aumentó la presión hacia abajo, lo que provocaba que estuviera yendo constantemente al baño.

Así que correr resultó básicamente imposible. A pesar incluso de ir al baño varias veces antes de salir, sentía que tenía necesidad de orinar tras unos pocos kilómetros. Así que en algún momento de la semana 20, decidí dejar de correr.

¿Qué tipo de gimnasia para embarazadas podría hacer?

Así que, ¿qué ejercicios pude hacer? Bueno, spinning y pesas. Está claro que no podía alcanzar el mismo nivel de rendimiento que anteriormente, pero me sentí sorprendentemente bien.

Mi último día de spinning fue el día anterior al parto. Fue genial poder liberar mis maravillosas endorfinas durante todo el proceso hasta al final. El entrenamiento con pesas lo hacía en grupo (circuitos, barras con pesas, etc.) o sola en el gimnasio.

Se trataba básicamente de los mismos ejercicios que solía hacer cuando no estaba embarazada, pero reduciendo el peso y aumentando, en su lugar, el número de repeticiones. Además, dejé de hacer abdominales, sentadillas y levantamiento de pesos muertos. Sin embargo, hice muchas elevaciones de cadera y ejercicios para reforzar el suelo pélvico.

El ejercicio durante el embarazo me ayudó a soportar el dolor de cintura pélvica

Si tienes la mala fortuna de sufrir una relajación de los ligamentos de la pelvis, hacer ejercicio puede resultarte algo complicado y, en el peor de los casos, es posible que tengas que dejar de hacerlo por completo. Yo tuve dolor de cintura pélvica en la última parte del embarazo, pero pude mantenerlo a raya con la ayuda del ejercicio.

Si tú también sufres este problema, te recomiendo que busques a un fisioterapeuta especializado en mujeres embarazadas que pueda ofrecerte ayuda profesional cualificada, mejor que ir al médico de cabecera o solicitar ayuda a una matrona. Los masajes durante el embarazo hacen maravillas también con los dolores musculares.

Un abrazo de Petra Månström

Petra Månström

Edad: 39.
Familia: Jonas, su pareja, y su hijo Adrian.
Trabajo: periodista especializada en entrenamientos y salud. Dirige «Maratonpodden», el podcast más importante de Escandinavia sobre deportes de resistencia, y el blog blogg.mama.nu/petramanstrom. En el año 2014 publicó el libro «Det är bara att springa» (Karavan förlag).