Postparto: primeros días del bebé

La matrona Maria Sahlin nos cuenta la enorme transición que supone nacer para el bebé y qué ocurre en las 48 horas postparto.

Revista BABYBJÖRN – El postparto: los recién nacidos pueden dormir muchas horas tras nacer
Los primeros momentos postparto suponen un gran cambio para el recién nacido, que necesita mucha cercanía de sus padres.
Foto: Johnér

Maria Sahlin lleva trabajando como matrona desde hace 18 años y su trabajo le encanta.

– Estoy ahí, compartiendo el momento más hermoso de la vida: el nacimiento de un niño. Y después, ofrezco apoyo a los padres primerizos a aprender todo lo necesario sobre los cuidados del recién nacido. Es un privilegio, afirma Maria.

En este artículo nos cuenta lo que suele suceder en las primeras 48 horas postparto:

«Nacer es probablemente la experiencia más traumática de nuestras vidas. El útero es un lugar cálido y oscuro, tu bebé se encuentra seguro en el líquido amniótico escuchando el sonido regular y confortable de los latidos del corazón de mamá.

Cuando tu bebé se encuentra en el útero recibe constantemente y sin esfuerzo todo el alimento que necesita. En el momento del nacimiento, toda esta seguridad desaparece en un instante. Y la transición es enorme, ya que desde este momento y en adelante, tu bebé no solo tendrá que respirar por sí mismo, también tendrá que mantener su propia temperatura corporal y comenzar a comer. Estos son los motivos por los que quizás estén tan inquietos y les sea difícil calmarse.

Primer contacto postparto

Cuando nace tu bebé, normalmente se mantendrá en estado de alerta unas dos horas. Es el momento de su primer contacto con vosotros, sus padres. Lo mejor para un recién nacido es que ahora pueda mantener contacto corporal, piel con piel, especialmente con la madre. En esta fase entran en juego muchos factores.

Los bebés mantienen con mayor facilidad su temperatura corporal cuando mantienen este contacto corporal. Además, cuando el bebé comienza a empujar los pechos de la madre genera efectos muy positivos en ella.

Revista BABYBJÖRN – El postparto: un recién nacido descansa junto al pecho de mamá tras nacer.
Lo mejor para los recién nacidos es que disfruten de mucho contacto corporal, piel con piel, con mamá o papá.

Esta acción provoca la liberación de la hormona del bienestar, la oxitocina. Esta hormona facilita que la madre establezca vínculos afectivos con su bebé y estimula la producción de leche en el pecho, así como contracciones del útero. Transcurridas unas horas, tu bebé normalmente se dormirá y lo hará profundamente.

Los recién nacidos pueden dormir muchas horas

Ya sois padres, primerizos, y probablemente llevéis despiertos un buen número de horas. Pero no os sentís cansados en absoluto. Esto se debe a que acabáis de experimentar uno de los momentos más extraordinarios de vuestras vidas y estáis disfrutando de la magia que supone descubrir a vuestro «pequeño milagro».

Ya sois padres, primerizos, y no os sentís cansados en absoluto.

Si tu bebé ha nacido con un tamaño normal y ha comido algo de calostro tras el parto, podrá dormir durante muchas horas, algunos lo hacen durante 24 horas, algo que es completamente normal.

Distinto ritmo circadiano en el útero

Cuando tu bebé comienza su segundo día de vida, con frecuencia se produce un cambio de ritmo. Casi todos los bebés se muestran inquietos cuando despiertan tras el primer sueño. Tu bebé requiere mucha atención y, con frecuencia, hacen su primera deposición. Además, les resulta difícil tranquilizarse.

Todo esto coincide con la aparición del cansancio en los padres. Como se puede ver, todo lo que sucede cuando nace un bebé es un proceso inteligentemente diseñado por la naturaleza. Pero el hecho de que los recién nacidos tengan un ritmo circadiano distinto al de sus padres es menos ingenioso.

Intenta descansar y dormir cuando lo haga tu bebé.

Además, este periodo de alerta, caracterizado por sonoros lloros del bebé, ocurre alrededor de las 10 de la noche. Los bebés tienden a seguir el patrón que mantenían en el útero materno: casi todos los bebés se muestran más espabilados y activos por la tarde-noche y por la noche. Nadie sabe realmente los motivos.

Mantén a tu bebé cerca del cuerpo

En esta fase, la mayoría de los padres suelen sentirse totalmente exhaustos, como es de esperar. Puede resultar frustrante y, a veces, difícil de aceptar que tu bebé no esté durmiendo tanto como imaginabais ni a las horas que esperabais que lo hiciera. Pero es importante comprender que esto es lo normal.

El proceso del parto y la adaptación al exterior del útero supone una transición enorme durante los primeros días del bebé, tanto física como mentalmente.

Os aconsejo, como padres primerizos, que tengáis al bebé cerca de vosotros y, cuando esté despierto, que disfrute de mucho contacto corporal, piel con piel, con mamá o papá. Intentad descasar y dormir cuando lo haga él. Esto os permitirá reponer la energía y fuerza necesarias para afrontar los primeros días de vuestro bebé»