La comida cotidiana de una familia con niños: fácil y rica

Joacim y Karolina Winqvist son padres de mellizos. Viven en la costa oeste de Suecia y ocupan su tiempo libre cocinando, amasando y haciendo excursiones por el bosque. En el blog Matkoma inspiran a familias con niños a hacer una comida cotidiana más fácil y más rica.

Revista BABYBJÖRN – Joacim y Karolina Winqvist llenan su tiempo libre con comida y excursiones por el bosque. En el blog Matkoma dan consejos para familias con niños para hacer una comida cotidiana más fácil y más rica.
«Como todos los padres de niños pequeños, a veces estamos cansados. De pronto a uno no le gusta la pasta. El otro dice que las setas son lo peor del mundo.»
Foto: Joacim Winqvist

El blog de recetas e inspiración Matkoma.se (en sueco) es la salvación para muchas familias con niños en apuros. Aquí publican recetas inspiradoras, menús semanales y además bonitas fotos. Los creadores del blog son los padres de mellizos Joacim y Karolina Winqvist.

Desde que empezaron en 2012, tienen como media 400-500 lectores al día, y hace cerca de un año el blog estuvo nominado al premio Stora Matbloggspriset. Seguro que la mitad de los lectores son padres de niños pequeños que buscan inspiración para tener un día a día más sencillo y una solución rápida cuando entra el pánico a la hora de cenar.

Cada vez menos carne

Matkoma es comida de verdad, sencilla, preparada desde cero.  Actualmente es especialmente vegetariana y con pescado. Las recetas a menudo son las suyas propias, pero también pueden ser enlaces a otros blogs de alimentación y fuentes de inspiración. Se percibe con claridad el amor por las buenas materias primas. Bueno para los niños, fácil para los padres.

Bueno para los niños, fácil para los padres.

– Empezó con que queríamos incorporar el Meatfree Monday, lunes vegetariano, relata Joacim. Luego probamos un menú semanal vegetariano con carne solamente el fin de semana, pero pronto tampoco había carne el fin de semana. Cuanto más vegetariana es nuestra dieta, menos ganas tenemos de comer carne.

– Pero no somos extremistas, agrega Karolina. Por ejemplo, a los mellizos no les gustan las salchichas de soja así que cuando vamos a asar salchichas compramos las de carne para ellos.

Revista BABYBJÖRN– Joacim y Karolina Winqvist son padres de mellizos. Viven en la costa oeste de Suecia y ocupan su tiempo libre cocinando, amasando y haciendo excursiones por el bosque.
«A los mellizos no les gustan las salchichas de soja así que cuando vamos a asar compramos salchichas de carne para ellos.»
Foto: Joacim Winqvist

De dos a cuatro

Jocke y Karro se conocieron a los 16 años de edad, en un chat de hiphop en la red. Diecisiete años más tarde constituyen una imagen casi irritantemente perfecta de una familia inspiradora con niños, con un estilo de vida activo y unos mellizos increíblemente adorables.

Los mellizos son Klara y Sixten. Dos pequeños con el pelo rubio casi blanco, que fueron una gran sorpresa para sus padres.

– Yo tenía lo que se denomina ovarios poliquísticos, es decir, muchos folículos ováricos que hacían que la ovulación fuera más difícil, explica Karolina. El tratamiento es una pastilla que hace que se suelten.

Recibir ayuda para la ovulación puede implicar una mayor probabilidad de tener mellizos. Por eso se realiza una ecografía adicional relativamente pronto en el embarazo.

Un lunes de diciembre en la semana 29 es cuando los mellizos de pronto quisieron salir.

– Sabíamos desde el principio para qué íbamos, pero de alguna forma conseguimos olvidarlo. Cuando la comadrona exclamó de forma exagerada, como si fuera lo más normal del mundo, «Pues sí, ahí veo un corazón más, ¡enhorabuena!» no entendí nada. ¿Cómo que uno más? No puede ser, ¿cómo voy a dar a basto?  La verdad es que fue bastante duro al principio.

Pero Karolina y Joacim se acostumbraron y tuvieron un embarazo bastante normal. Hasta un lunes de diciembre en la semana 29, cuando los mellizos de pronto quisieron salir. Seis horas más tarde, la familia Winqvist había aumentado con dos magníficos bebés de 1,5 kilos. Después de un comienzo difícil con cuatro semanas en neonatos, la familia pudo irse a casa poco después de año nuevo.

Los mellizos pronto crecieron y, teniendo el doble de bocas que alimentar, la colección de recetas de Matkoma pronto se convirtió en una herramienta de ayuda cotidiana.

Comida cotidiana más sencilla con un menú semanal

Como padres de niños pequeños –en especial con mellizos– tanto Joacim como Karolina saben lo mucho que ayuda la planificación. Los menús semanales del blog han sido un componente popular y constante desde el principio.

– Pero desde luego que no somos ninguna superfamilia, asegura Joacim. Como todos los padres de niños pequeños, a veces estamos cansados. Los niños no quieren comer. De pronto a uno ya no le gusta la pasta. El otro declara dando voces que las setas son lo peor del mundo.

Deja que el bebé ayude a ‘amasar’.

– Intentamos vivir el lema de que «tienen que comer lo que hay», dice Karolina. No siempre aprecian la comida, pero creo que con el tiempo se acostumbran. Si hacemos comida que sé que no se van a comer –ensalada de bulgur, por ejemplo– pongo también pan crujiente en la mesa. Entonces al menos comen algo y evitamos tener que insistir. Es una comida más agradable para todos.

No te pierdas la segunda parte la semana que viene, cuando la familia Matkoma hace una excursión y da consejos sobre comida divertida en el bosque.

Texto: Katarina Gröndahl

 


Consejos para disfrutar cocinando

  • ¡Deja que el bebé ’amase’! Es divertido remover la harina, la levadura en polvo, la leche, el azúcar y los huevos en un cuenco. ¡Hornea la masa haciendo alguna clase de magdalenas! A lo mejor el suelo queda un poco pringoso y enharinado, pero el orgullo que le ves al niño no tiene palabras.
  • Saca un platito para picar. Klara aprendió a comer zanahorias mordisqueándolas mientras esperaba a que la comida estuviera lista.

 

Revista BABYBJÖRN – La familia Matkoma está compuesta por papá Joacim, mamá Karolina y los niños Klara y Sixten.
 
Foto: Joacim Winqvist

Familia Matkoma

Joacim, 34, art director en una agencia de publicidad. Le gusta amasar pan, las bicicletas y la música. Karolina 33, comunicadora en una empresa de tráfico. Le gusta el café, las manualidades y el yoga. Klara y Sixten, 5 años. Les gustan las palomitas, nadar y jugar a los gatos.

Cuando el tiempo no alcanza: Mi mejor consejo cuando te quedas sin fuerzas es cenar sándwiches. Preséntalo como un desayuno para cenar: suena agradablemente al revés. Y si los haces calientes puedes meter a hurtadillas casi cualquier cosa bajo la capa de queso.

Blog matkoma.se Instagram @matkoma.se