5 manualidades con galletas suecas de jengibre

En la cultura sueca, pocos aromas están tan relacionados con las fechas navideñas como el de las galletas suecas de jengibre. A continuación, te ofrecemos 5 consejos para adornar el hogar con galletas de jengibre en estas Navidades. Puedes decorarlas tú o dejar que los niños se diviertan con el glaseado, los caramelos y el azúcar glas.

Echa mano del glaseado duro y decora el hogar con galletas de jengibre.
Echa mano del glaseado duro y decora el hogar con galletas de jengibre.
Foto: Ida Köhler

BABYBJÖRN Revista – manualidades navideñas y adornos con galletas de jengibre

Colocación de comensales

Si los invitados tienen un nombre largo, tal vez baste con escribir sus iniciales. ¿Tienes poco pulso para decorar con el glaseado duro? Sáltate el nombre, decora libremente y deja que la galleta sea en cambio una decoración de la servilleta.

BABYBJÖRN Revista – manualidades navideñas y adornos con galletas de jengibre

Envoltorio de paquetes

Corta la masa cruda de galletas con la ayuda de un molde pequeño, el cuello de una botella o un sacacorchos, o ve por libre y recorta la masa con un cuchillo. Ata las minigalletas ya cocidas en el cordón de envolver como decoración, y verás que todos quieren abrir tu regalo de Navidad.

BABYBJÖRN Revista – manualidades navideñas y adornos con galletas de jengibre

Candelabros

Haz galletas con un agujero en el centro, hornéalas y asegúrate de que el agujero no ha quedado demasiado pequeño con la cocción. En tal caso, ajústalo hasta el tamaño adecuado mientras la galleta aún sigue blanda. Apila tantas galletas como quieras formando un candelabro y pégalas con glaseado duro o pegamento (ya que no te las vas a comer).

Todo es posible con el glaseado duro.

Cuando el candelabro esté montado, disfruta decorándolo si quieres. Introduce luego la vela, recortando con un cuchillo, si fuera necesario. Un pequeño molde de magdalenas en miniatura alrededor de la base de la vela la ayudará a quedar más estable. ¡Atención! No dejes que la vela arda más abajo de donde empieza la galleta, y ten la vela bajo control en todo momento.

christmas-ornaments-gingerbread

Adornos para el árbol

Si quieres impresionar, haz galletas de jengibre con ventanas de colores: tritura caramelos de diferentes sabores con ayuda de un mortero y rellena cada agujero de las galletas con ellos. Cuando se derritan en el horno se convertirán en bonitas ventanas de caramelo.

Causa impresión con ventanitas de colores.

Se aconseja hornear primero las galletas durante 1 o 2 minutos, sacarlas, verter el caramelo triturado en pilas que cubran cada agujero y luego hornear el tiempo restante. Así evitarás que la masa cubra las ventanas. Decora con glaseado duro y azúcar glas o déjalas al natural; átales un cordón en un extremo y cuélgalas del árbol.

BABYBJÖRN Revista – manualidades navideñas y adornos con galletas de jengibre

Guirnaldas

Aquí puedes dejar volar tu imaginación. Galletas de jengibre grandes o pequeñas, gruesas cintas de seda o cordones lisos, galletas sin decorar o con abundante glaseado duro. ¡Deja que fluya la fantasía y cuelga guirnaldas en cada habitación!

Texto y foto: Ida Köhler

Consejos antes de empezar

  • Compra masa de galletas de jengibre ya preparada, si tienes acceso a ella. Si no te vas a comer las galletas no tiene sentido que dediques tiempo y energía a hacer la masa.
  • Extiende la masa directamente en el papel de hornear, así no tendrás que levantar las galletas y arriesgarte a romperlas. Coloca un paño de cocina húmedo bajo el papel de hornear, así no se te escapará mientras pasas el rodillo por encima.
  • Si quieres colgar las galletas de jengibre, hazles agujeros con la ayuda de una pajita antes de hornearlas.
  • Cuando saques las galletas del horno estarán un poco blandas, puedes aprovechar entonces para moldearlas, repasar cada agujero que se haya cerrado o arreglar los bordes con un cuchillo si hubieran quedado abultados.
  • Todo es posible con glaseado duro y azúcar glas. ¡No tengas miedo de exagerar!
  • Para lograr un glaseado duro de decoración bien blanco y consistente, lo mejor es batir una clara a punto de nieve con una batidora eléctrica, añadirle una cucharada de vinagre (opcional) y aproximadamente 4 tacitas (de café) de azúcar glas, a mano con una cuchara, hasta lograr la consistencia deseada. Vierte luego el glaseado a cucharadas en una bolsa de congelador y córtale un agujerito en una esquina, así tendrás una práctica manga pastelera.